Google+

Lactancia

  • Síguenos

Vuelta al trabajo: 10 consejos para continuar con la lactancia

Fecha: junio 25, 2014 Autor: Elisa Morcillo Diez Categorías: Lactancia 4

Vuelta al trabajo. Continuar con lactancia materna
El día ha llegado. A pesar de de hacer innumerables triquiñuelas, sumando días de vacaciones, permiso de lactancia, días de asuntos propios, etc, al permiso de maternidad, no has podido llegar a los 6 meses de lactancia materna exclusiva recomendado por la OMS y la AEP (Asociación española de pediatría).
Con un gran nudo en el corazón y un sentimiento de culpa que recorre todo los rincones de tu cuerpo, tienes que volver al mundo laboral y comenzar a experimentar lo que significa la palabra “conciliación”, si es que eso existe en España.

Bien, ante esto no podemos hacer nada, pero lo que sí está en nuestra mano es poder tomar la decisión de seguir amamantando a nuestro bebe en exclusiva hasta los 6 meses y con alimentación complementaria en adelante, si es esto lo que deseamos. No podemos permitir que la vuelta al trabajo eche al traste este deseo. Aunque es sacrificado, no lo voy a negar, se puede, es más se debe, y la recompensa supera con creces el esfuerzo.
Bajo mi experiencia personal de dos vueltas al trabajo con niños de poco más de 5 meses, os propongo 10 consejos que espero os ayuden a superar este bache y poder disfrutar de una lactancia prolongada el tiempo que ambos deseéis.

1. Elección del sacaleches

La elección es importante. Hay varias tallas de copa y elegir la adecuada a nuestro tamaño y forma de pecho es vital a la hora de conseguir extraer el máximo número de mililitros. Si ves que apenas consigues sacar leche con tu sacaleches, no desesperes, prueba con otros modelos. En mi caso tengo un sacaleches manual de la marca Medela con el que consigo extraer 150 ml en 20 minutos. Un día se me olvidó en el trabajo y probé con uno manual de Chicco y en 15 minutos no me extraje ni un mililitro. Menos mal que no comencé a usarlos al revés, podría haberme llevado a confusión.

2. Elección del momento de la extracción

No demores la extracción de la leche al momento de relax, si ese que todas denominamos “mi momento”, cuando él o los niños están ya dormidos. Sé que muchas veces estamos tan ocupadas que éste es el único momento que nos queda disponible. Pero es un error, ya que por las noches, después de que el peque se ha tirado toda la tarde succionando y recuperando el tiempo perdido, y seguramente después de darle la toma antes de dormir, el pecho estará seco, seco, y como el sacaleches no es capaz de estimular la producción, si no que solo es capaz de sacar lo ya producido, estarás un buen rato para no conseguir nada.

Para mí el mejor momento es en el mismo trabajo, cuando hayas pasado 3-4 horas alejada del peque, el pecho estará preparado para una nueva toma y la leche saldrá a raudales. Llévate una bolsa-neverita portátil y almacena la leche extraída hasta llegar a casa. Si esto no es posible, aprovecha la primera hora de la mañana. Levántate 30 minutos antes y si el peque lleva ya un rato dormido los pechos estarás cargados. O bien puedes aprovechar el reflejo de eyección, que hace que cuando el bebé se engancha a mamar de un pecho, el otro reacciona y comienza a producir. Si eres capaz de hacer malabares y conseguir sujetar el sacaleches a la vez que das el pecho es el momento ideal, yo personalmente no lo he conseguido.

3. Ofrece el pecho al bebé en el momento justo de salir por la puerta, y nada más llegar

De ésta manera pasarás el menor tiempo posible sin dar toma. Del mismo modo ofrece el pecho regularmente en los momentos que ambos estéis juntos. Y lo más importante, ofrece siempre el pecho antes de dar cualquier otro tipo de alimento. El pecho es el alimento principal hasta el año de edad, el resto, como su propia palabra indica, es “complementario”.

4. Succiona con el sacaleches de la misma manera que lo haría un bebe

Comienza con movimientos cortos y rápidos y cuando el pecho comience a responder haz succiones largas, aprieta la manivela y mantenla apretada hasta que el chorrito de leche que sale del pezón se agote.

5. No es necesario la extracción en el trabajo

Si no dispones de tiempo, oportunidad, o simplemente no tienes ganas de andar sacando leche en horas de trabajo, con el sacaleches y la nevera de arriba para abajo, no hay problema. La producción se va a seguir manteniendo siempre y cuando tu bebé siga haciendo tomas frecuentes el resto del tiempo. Simplemente asegúrate de mantener una buena hidratación las horas que estés fuera, bebiendo mucha agua y pon al pecho al niño con frecuencia las horas que estés junto a él. Al principio, notarás el pecho duro cuando hayan pasado unas horas sin extraer nada de leche. Ve al baño, haz un masaje manual para extraer la cantidad suficiente para dejarlos blanditos. Al cabo de 3-4 días el pecho se adaptará a la nueva situación y dejarás de notar los pechos duros en las horas de trabajo.

6. No es necesario hacer uso de leche de fórmula

Si no deseas extraer leche, o la cantidad extraída no es suficiente, en tu ausencia, basta con que el bebé sea alimentado con alimentación complementaria (en adelante AC), frutas, verduras o lo que le corresponda a su edad. Si a la hora de incorporarte tu bebé tiene entre 5 y 6 meses, puedes valorar la opción de adelantar la incorporación de la AC. Un bebé está listo para iniciar la alimentación complementaria si:

  • Se sienta de una manera estable sin ayuda.
  •  Ha perdido el reflejo de extrusión, es decir que expulsan la cuchara, y por lo tanto los alimentos, con la lengua
  • Sentado en la mesa de los adultos muestra interés por nuestra comida.

El bebé puede tomar alguna de tus tomas extraídas en tu ausencia, junto con AC, o sólo AC si así lo decides e hincharse a tetita a tu vuelta. El se encargará de recuperar el tiempo perdido y demandar toda la leche que necesite en tu presencia.

7. Duración de la leche almacenada

En este artículo de Alba Lactancia materna os explican con detalle las horas que aguanta la leche materna dependiendo de los grados a los que sea almacenada. Si disponéis de leche que ha superado el número de horas marcado, por favor, no la tiréis. Observarla, y si tiene buen aspecto es que está en buenas condiciones. El sabor rancio o cortado no es indicativo de que la leche esté en malas condiciones, esto sucederá en muchas ocasiones, sobre todo si la congelamos, debido a la actuación de encimas presentes en la leche. El niño la tomará sin mayor problema, excepto alguno que sea muy sibarita.

Ante todo recordad que si la leche materna está en malas condiciones se ve a simple vista, al igual que la leche de vaca. Los días de almacenaje son indicativos, al igual que la fecha de consumo preferente. Por lo tanto observar y evaluar antes de tirar.

8. Recipientes de almacenaje

Puedes almacenar la leche en multitud de recipientes, en el mismo biberón que va enroscado al sacaleches, usando la tapa que seguramente venía para tal efecto en la cajita del sacaleches, en bolsas de plástico destinadas a tal fin, en los típicos botes de análisis de orina, en tuppers, etc, siempre que sea un envase libre de bpa… .No tengo conocimiento de ningún estudio que se decante más por el plástico o por el cristal, he leído muchas cosas contradictorias, por lo que la elección depende de tu comodidad. Éstos se guardan dentro de la bolsa-nevera en la que viajan de regreso al domicilio. Una vez allí pueden guardarse en el frigorífico para consumir en los días siguientes (importante que sea almacenado en las baldas de más frío, nunca en la puerta), o en el congelador si no van a ser consumidos a corto plazo.

9. Limpieza del sacaleches

No es necesario esterilizar el sacaleches para cada extracción, basta con lavarlo con agua jabonosa y y dejarlo secar al aire. Como medida de precaución, si queréis lo podéis esterilizar al baño María una vez al día, pero ni siquiera esto es necesario. En menos de 1 mes tu peque estará rebozándose por los suelos y llevándose todo lo que pillan a la boca, no nos obsesionemos con éste tema.

10. Administración de la leche al bebé

No es necesario el uso de biberones, se pueden usar vasitos de pequeño diámetro (la tapa misma del biberón), cucharitas, tazas de aprendizaje, jeringuillas etc..Muchos niños rechazan el biberón, pero es posible administrarle la leche usando alguna de estas otras técnicas. Lo que sí es importante es que la leche que el bebé no se beba se tire a la basura y no se guarde para luego, porque con la saliva del bebé se contamina. Por lo que aquí lo mejor es ir ofreciendo pequeñas cantidades y dejar el resto en un recipiente aparte, con el objetivo de no desperdiciar nada de leche, ¡¡con lo que cuesta sacarla!!

 

Bueno, esto es todo lo que me viene a la mente por el momento. Seguro que a vosotras se os ocurren muchos más consejos. Si es así, comentarlo y los añadimos al artículo, así otras mamas pueden verse beneficiadas de los mismos.
Un saludo y  ¡FELIZ LACTANCIA PROLONGADA! 
Bebemundi. Se agradecen los comentarios.

Etiquetas: , , ,

4 Comentarios: "Vuelta al trabajo: 10 consejos para continuar con la lactancia"

  1. Publicado por: La historia de mi lactancia - Bebemundi - Bebemundi Fecha: 01/08/2014

    Responder

    […] los 3 meses (que para mi fue inexistente), la incorporación de la alimentación complementaria, la vuelta al trabajo, nada podía con nuestra […]

  2. Publicado por: Elia Fecha: 27/06/2014

    Responder

    Buen artículo. Yo la pude mantener gracias al sacaleches y resto de cosillas que compré para mantener la leche materna en condiciones mientras no estaba. Me hice mi pedido de chupetitos http://www.chupetitos.com/44-lactancia-materna y mi peque tomó mi leche hasta los 16 meses, a pesar del trabajo. Es estar convencida de ello.

  3. Publicado por: Elisa Morcillo Diez Fecha: 26/06/2014

    Responder

    Muchas gracias Patricia. La verdad es que no he hablado apenas de la extracción manual, y si que es verdad que algunas mujeres consiguen extraer más así que con el sacaleches. Todo es cuestión de probar e ir cogiendo el truquillo.

  4. Publicado por: Patricia Fecha: 25/06/2014

    Responder

    Lo has explicado genial, yo seguí el mismo proceso con una salvedad: empecé con sacaleches pero finalmente seguí a mano porque me era más rápido y más cómodo.

Enviar

Current month ye@r day *